30 de diciembre de 2012

Chupito de cuchara

Chupitos de micuit


Aprovecho esta entrada para desear lo mejor en lo poco que queda de este 2012,  y por supuesto,
"lo mejor de lo mejor para el 2013"

Lo ideal sería empezar con un brindis pero hay que evitar derramar líquidos sobre el teclado, por eso, lo mejor es compartir un “chupito” sin líquido, convertido en una pequeña entrada o aperitivo de lo más delicada y sencilla, tanto que no necesita demasiadas explicaciones. Tan solo con una breve explicación y un par de fotos es más que suficiente, aunque a pesar de su sencilla elaboración no deja de ser un bocado delicioso, bueno, a mí me lo parece.

He utilizado:

- 200g de micuit (o latitas de bloc de foie de pato)
- 3 yogures griegos azucarados
- Las semillas de 3 cardamomos
- Pizca de sal.

Ahora la dificultosa elaboración. Machacar un poco las semillas con el resto de los ingredientes. Batir hasta que todo esté perfectamente mezclado y listo.

Yo lo he pasado a una manga pastelera desechable para facilitar el relleno de los chupitos. Pero no hasta los bordes, falta el toque dulce.

Para endulzar un poco:

- ½ pera 
- 3 cucharas de mermelada de ciruelas
- Pizca de aceite de oliva

Salteo con el aceite la pera picada en cuadritos muy pequeños. Cuando empieza a dorarse añado la mermelada y mezclo hasta que esté todo perfectamente ligado.

Un par de cucharitas de café sobre cada “chupito” y por último una gota de reducción de
vinagre de Módena y listos para dejar un par de horas en el frigo para que estén fríos, que no helados.

Chupitos de micuit

Y esto es todo por hoy. Lo dicho, a disfrutar y una vez más … ¡Feliz 2013!



16 de diciembre de 2012

Arnáki Psiméno se Karveli Psomí

Arnaki


Una deliciosa receta griega, cordero asado en hogaza de pan o lo que es lo mismo, Arnáki Psiméno se Karveli Psomí, tal cual, copiado directamente del libro. Libro que me trajo mi amiga Beatriz (Betty, Bea, Gordi…) de Grecia hace ya unos taintatos años, osease, que ya por aquel entonces había iniciado mi interés por la cultura gastronómica, vicio y pasión que no he perdido, es más, lo sigo practicando sin ningún pudor, y sin ningún pudor confieso que mi muy querida colección ronda los 600 ejemplares.

Hoy toca dar las gracias a mi amigo, además de compañero, Javier Peces-Barba por el montaje de este vídeo, y una vez más a Rubén por seguir prestándome su deliciosa música, suya, suya. Por suerte para mí, porque así nada tengo que temer a los de la… porque todavía no doy crédito a lo que le pasó a mi buen amigo JD, os dejo el enlace, merece la pena que dediquéis un par de minutos a su lectura.


Como ya he dicho en el vídeo con esa voz melodiosa y encantadora que me caracteriza, espero que os guste, algo de lo que estoy segura si lo probáis.

2 de diciembre de 2012

tarta de almendra

tarta de almendra

Mami hacía una repostería de lujo total, su tarta de mocca con los bordes laterales cubiertos de almendra tostada era una locura. Su brazo de gitano de crema algo sublime. Sus torrijas levantaban “pasiones”, algo muy propio de la época en que las elaboraba por  montones. Las rosquillas fritas ¡Dios! Que vicio incontrolable. Y podría seguir enumerando su delicados y deliciosos postres que preparaba a “ojo de buen gallego”.

Sin embargo no recuerdo una tarta de almendra almendra, como esta de hoy, que sin ser de Santiago coincide en el principal ingrediente, Dª Almendra, y que almendras, maravillosas, llegadas directamente desde Alicante gracias a Yola que se encargó de traerlas.

En fin, al vídeo.


Espero que os haya gustado, no solo la tarta, también el vídeo y la música, porque si de la tarta yo soy la culpable, de los vídeos, el montaje y la música tan solo soy una afortunada, los responsables han sido: Diana, Jesús y Rubén.

11 de noviembre de 2012

Fritos de domingo

Tortillitas de gambón con plátano

Muy al principio de este blog publiqué una receta de tortillitas de Cádiz, como a mi me las contó Carmen y que era exactamente a como las hacía su padre. Ya dije en su momento que me encantan, que no quedan tan finas como las de camarones, ni siquiera tan crujientes, pero me gustan muchísimo.

Hoy vuelvo a publicarlas ¿Por qué? Sencillo, les he añadido plátano, sí, sí, un plátano bien picadito ha formado parte de esta rica masa.

el-platano

También he utilizado harina Yolanda, tenía curiosidad por saber como se comportaría en estas tortillitas, y vaya si lo ha hecho bien, con méritos propios.

harina-yolanda

En este caso no me atrevo a llamarlas tortillitas de Cádiz, diré que son unos fritos deliciosos, con plátano de Canarias que están ricas hasta decir basta ;).

No repito las cantidades ni la forma de elaborarlas, es tan sencilla que mejor os dejo el enlace a las ya publicadas Tortillitas de Cádiz, eso sí, recordar que he cambiado el tipo de harina utilizado y que he añadido plátano, bien picado, no triturado, a la mezcla junto con los langostinos.

Tortillitas de gambón con plátano

Y ya está, listo para dejar caer esas cucharadas de mezcla sobre el aceite bien caliente y a disfrutar.

4 de noviembre de 2012

Galletas

bocados de cabello de ángel

De bien nacidos es ser agradecidos.

Una vez más, y por suerte para mi, Grijalbo me ha enviado un libro. “Galletas” de Xabier Barriga. Estoy encantada y agradecida.

Un libro, que además, de sencillas y apetitosas recetas viene acompañado por 6 cortapastas rojo pasión de lo más prácticos.

moldes

Se me antojan todas las galletas que vienen dentro de sus páginas, pero no me he podido resistir a preparar estas rellenas de cabello de ángel que han quedado estupendas. Son fáciles hasta decir basta y quedan peligrosamente ricas.

bocados de cabello de ángel

No sería capaz de explicar mejor su elaboración que el propio autor, por eso tan solo os pongo una foto de la página que me ha enamorado a primera vista.


Debe ser la edad, pero últimamente hacer dulces me fascina.

Muchas gracias a Grijalbo por este nuevo envío, gracias, gracias :)

19 de octubre de 2012

Mini plus

05


Tenía que enseñar estos huevos (con perdón) gallegos, de unas gallinas pequeñas y preciosas que tiene mi prima Carmiña en Fontei (Ourense). No sólo son pequeños, además son deliciosos, de esos que te podrías comer 4 seguidos, dependiendo de cómo ande el colesterol de cada uno. Yo he visto comerse seis en una sentada.

03

La cuestión es que he preparado unas mini hamburguesitas que tan de moda están últimamente. Aunque está bien reconocer los méritos de esas albóndigas maravillosas o aquellos filetes “rusos” que hacían nuestras madres, la mía, Mami, las bordaba. Jamás he comido unas albóndigas más esponjosas que las suyas.

En este caso, además de la carne picada, he añadido:

- 2 rebanadas de pan de molde con corteza blanca
- Un buen manojo de perejil fresco
- 2 lonchas de jamón serrano
- 2 cucharas de queso Philadelphia
- Nata líquida

He puesto estos ingredientes en la picadora, he triturado y lo he añadido a la carne picada. Todo bien mezclado, con la cantidad de sal necesaria, lo dejo en un recipiente bien tapado para que se amalgamen bien los sabores.

01

02

Les doy su forma habitual, redondas, cuanto más mejor, que parezcan de fábrica. Unas grandes y otras pequeñas, como éstas, y listas para cocinar y disfrutar.

Cuando hago scones, tan británicos ellos, siempre hago más de los que necesito, de este modo congelo una parte y los voy utilizando según los necesito, así que he creído que eran el formato ideal para estos mini filetitos rusos y por supuesto, para estos huevos fritos.

04

Poco más hay que explicar. Freír la carne, freír los huevos, calentar los scones, acompañar, faltaría más, con unas patatas fritas, su tomate y mostaza correspondiente y en este caso, comerse un mínimo de dos por persona.

Está feo decirlo, pero ni el mejor whopper supera esto.

8 de octubre de 2012

Breve visita por Corea

el puente que suelta agua

El puente de Banpo

Hoy quiero contar un poquito de Seúl, también compartiré unas fotos de Busan, algo más al sur, o mejor dicho, totalmente al sur de Corea con un mar maravilloso, el mar de Japón.

Seúl es una ciudad llena de contrastes, tanto en estilo de vida como en las comidas, las personas, las costumbres, la educación, en fin, intentaré hacer un breve resumen que acompañaré con algunas fotos, tanto de la ciudad como de sus comidas.

Es curioso que algo de lo que más me ha impresionado, y mucho, sea la seguridad que sientes estés donde estés y no porque la presencia policial haga méritos para ello, porque policía hay… pero no les ves, no es necesaria para que la seguridad sea algo que forma parte de la cultura y la educación de los coreanos.

No sabría decir que me ha gustado más, los contrastes son tantos y la cultura tan diferente…

Los palacios, los templos, los jardines, las puertas, las montañas, el verde ¡parecía Galicia! Increíble.

El río, los puentes, el metro… La ciudad con lo antiguo, lo moderno, los mercados… Y La torre N de Seúl, que te facilita una visión aérea de la ciudad alucinante.

Gyeongbok Palace

Gyeongbok Palace, cambio de guardia

Gyeonghui Palace

Gyeonghui Palace. Detrás, el ayuntamiento.

Secret Garden (Changdeok Palace)

Secret Garden (Changdeok Palace)

Changgyeong Palace

Changgyeong Palace (Al fondo la Torre N de Seúl)

Han River

Han River, que maravilla de crucero nocturno, se me hizo corto.

Gwanghwamun Square

Gwanghwamun Square. No, no es fuego... es agua, unas veces roja, o azul o morada o verde...

Yeouido

Yeouido, un distrito maravilloso, tanto de día como de noche.

Jongno Tower

Jongno Tower

ssamziegil

Mercado ssamziegil ¿Torcido? No, subida en rampa continua.

mercado namdaemun

Mercado Namdaemun, para volverte loco, calles y calles y calles llenas de tiendas y puestos.

tinajas de kimchi

Tinajas de Kimchi

ventana torre

En el mirador de la torre, una de sus ventanas, me encantó leer Madrid :)
Hay una ventana por cada capital del mundo

Unas poquitas de Busan.

Gwangalli Beach (Busan)

Gwangalli Beach

islas

Las 5 o ¿seis islas?

el puente

El puente de San Franc... digo... de Busan

Torre de Busan

La torre de Busan

La gastronomía: el dulce, el salado, el picante… Desde luego, no todo es perfecto, ni aquí ni en ningún lugar, pero no tengo ninguna duda en que volvería a ver y disfrutar de todo lo que no he tenido tiempo.

tteokbokki

tteokbokki, como churros de pasta de arroz con tortilla  rellena de arroz y algo más...

bulgogi dolsot bibimbap


Bibimbap y los tropecientos acompañamientos... por persona.

eomuk


Eomuk, pescado prensado y frito.

patatas fritas

Patatas fritas, pasadas por queso, picante... las mías por queso.

patdingsu

Patbingsu. Por debajo lleva hielo molido finísimo, hielo que no parece ser de agua sola porque al derretirse queda como blanco, se mezcla todo y se come con cuchara. Increíble mezcla de sabores.

Tteok


Tteok . Alucinantes los dulces hechos con arroz, hay verdaderas obras de arte.

Y aunque me parecía imposible, mi hija me llevó a una librería espectacular donde encontré un libro de cocina coreana y en español, el problema, encontrar todos los ingredientes de las recetas.

detras...un museo

Y no me digáis que esta foto no mola, detrás la restauración de un museo.

¡Uf! Lo que me ha costado decidir fotos. Espero que os gusten, no están todas, ni de broma, es un breve resumen de un viaje fantástico.

30 de septiembre de 2012

Celebrando... el regreso

pan de molde con langostinos  surimi

Aparte de mi muy disfrutado viaje a Corea, la celebración de mi cumpleaños y el maldito jet lag,  poco más tengo para contar.

Cocinar, lo que se dice cocinar, prácticamente nada de nada, en los días que llevo en los madriles he preparado poca cosa, unas albóndigas a petición de mi hija, un arroz con guisantes, unas alitas de pollo y por supuesto huevos fritos.

Hacía años que no celebraba mi cumple, y cuando digo años son tantos que ya ni me acuerdo de la última vez que coincidió en día laborable y estando de vacaciones. Y ese ha sido uno de los motivos para que la cifra que cargo a mis espaldas sea francamente especial.

Os cuento un par de las cositas que preparé para la merienda. Una de ellas fue un clásico algo renovado, otra… bueno, mejor lo escribo porque creo merece la pena.

Me divierte jugar con el pan de molde, mis cestillos típicos que ya he utilizado en varias ocasiones, pero no quería repetir forma y he preparado dos diferentes utilizando los moldes de Tescoma que tenía sin estrenar… ya me vale…

pan-de-molde

Estos como siempre exactamente igual, aplastar bien, perfeccionar bordes, enrollar sobre el molde y cocer en el horno sin perderlos de vista, se queman con facilidad.

He tenido suerte y no se me ha roto ni uno así que ha sido sencillo rellenarlos. En este caso con algo sencillo: langostinos, un poco de surimi y mayonesa de wasabi. Por encima otro poco de mayonesa, pero esta vez con un poco de tomate y una “pizquicitina” de picante koreano. Los he rellenado tan solo un ratito antes para que no perdieran el crujiente, y desde luego no lo perdieron, aguantaron francamente bien.

Una cucharilla de melón con jamón, pero con una pequeña novedad, bueno, novedad para mí, porque no lo había hecho nunca y desde luego no va a ser la última, gelatina de melón con jamón.

Tan fácil como trocear un par de rodajas de melón, añadir una pizca de sal y de pimienta, una cucharada de miel suave y a triturar todo junto. Mientras hacía esto tenía 4 hojas de gelatina dándose un baño en agua bien fresca. Suficiente para 250ml del puré de melón, que calenté lo justo para deshacer la gelatina y dejaran el melón suficientemente gelatinizado. Por encima fui poniendo un montoncito de jamón cortado en tiritas. Y... como no, terminé con un hilo de aceite de oliva virgen extra por encima.

Lo serví en cucharita por comodidad para cogerlo, ya que con un palillo o con los dedos iba a ser complicado, muy complicado.

melón con jamón

Unos chupitos de gazpacho de tomates verdes con manzana.

gazpacho de tomates verdes con manzana

Pan negro nórdico con salmón. Ensalada de aguacate y tomate con bonito escabechado, crema (o paté) de sardinillas, ensalada de tomate con chorizo frito… y de postre, una rica red velvet.

salmón

Bueno, creo que para empezar el nuevo curso es suficiente. ¡Ah! Se me olvidaba el chupito de micuit, que supo a poco, y además fácil no, lo siguiente, pero eso os lo cuento en unos días, merece la pena.

el postre, red velvet

Nos vemos pronto y os cuento un poco de mi viaje, y ya de paso os enseño algunas fotos, que ahora están en proceso de selección porque hay como unas 5.000 y juro que no exagero nada de nada.

2 de septiembre de 2012

Arroz y... "me voy a Korea"

arroz con chorizo


Ni de lejos son las paellas mi especialidad, si es que tengo alguna, de tenerla, insisto, no son las paellas.


Me encanta el arroz, y lo preparo a menudo aunque no precisamente en paella. Digamos que elaboro arroz con… según se tercie, o según sean los ingredientes que disponga en ese momento.

Me salen comestibles, doy por hecho que la buena voluntad que pongo en el intento da sus frutos, como es lógico, unos mejor que otros. Sin duda, los que me suelen quedar ricos… ricos, son los cremosos, ni caldosos ni rissotos, cremosos.

Este de hoy ha quedado especialmente sabroso, y eso que no las tenía todas conmigo, pensaba que quizás la mezcla era un poco arriesgada, pero no, nada más lejos de la realidad, ha quedado de lo más aparente.


Los ingredientes bastante sencillos:

8 colas de langostinos
1 chorizo (este gallego)
Aceite
1 litro de caldo casero Aneto
Arroz calasparra (250ml)

Para el sofrito:

½ cebolleta
½ pimiento verde
5 champiñones


ricos-ingredientes


Vamos por partes.


Lo primero es poner el aceite en la cazuela y sofreír el chorizo enrodadas, lo justo para que soltara parte de su sabor y color en el aceite. Lo retiro y lo reservo.


el-rojo-aceite


En ese aceite añado la cebolleta bien picada y dejo que se haga un poco ella solita.


las-verduras


Ahora el pimiento y los champiñones, todo bien picado. Y sigo sofriendo.


el-chorizo


Cuando está listo añado el chorizo y el arroz, doy unas vueltas a todos estos ingredientes, que siguen sobre el fuego, y añado la primera parte de caldo. Remuevo de vez en cuando. Voy añadiendo caldo según el propio arroz me lo va pidiendo y por supuesto sin dejar de remover, no de forma continua, pero sin olvidar que la comida está en el fuego.


Pruebo para comprobar el punto de sal y del arroz, el caldo ya lleva su sal, pero yo le añadí un poquito más. A falta de unos cinco minutos de cocción añado los langostinos.


langostinos


Mientras sofrío un par de dientes de ajo picaditos, cuando empiezan a dorarse añado el tomate pelado y troceado, y dejo al fuego un instante, nada, segundos. Lo retiro del fuego y añado una generosa cantidad de perejil picado. Mezclo, y añado todo al arroz. Remuevo y casi listo. Apago el fuego y sirvo casi inmediatamente para que el arroz, ni se pase, ni absorba el caldo hecho crema.


cremoso


No uso, de forma habitual, estos caldos, pero diré que me ha gustado, que viene genial tener siempre en casa, que te saca de un apuro además de ahorrarte tiempo en la cocina y que en breve, probaré el especial para paella 100% natural, por supuesto también de Aneto.


arroz con chorizo


Y ya está, listo para comer, buen provecho y... ¡HASTA PRONTO!