26 de febrero de 2012

Tupinambos… su crema

crema de tupinambos


Supe que existían cuando mi amigo JD me los ofreció. Dije que sí sin pensar que se podría hacer con aquellas cosas tan raras (de aspecto) pero con un nombre de lo más aparente y rimbombante.


tupinambo

El caso es que en casa ya había unos cuantos kilos de estos elementos y yo en aquel momento, y algún que otro momento después... aún no tenia muy claro que hacer con “aquello”. Pero no estaba dispuesta a no sacar algún partido de ellos.

JD me había dicho (creo que fue el) que eran similares a las patatas (ni de broma) y claro… allí que me fui a preparar una tortilla de patatas, digo, de tupinambos, con su cebollita incluida. Pasado un rato una tortilla sí que parecía... dejémoslo ahí...

Quedaban algo más de unos cuantos y no estaba dispuesta a dejar que se perdieran en la basura, va contra mis principios tirar comida en buen estado.

Después de pensar en los finales que podía tener esta historia me decidí por hacer una crema o similar. No añadí demasiados ingredientes quería comprobar si los tupinambos, por si solos, tenían alguna gracia, y sí, la tenían, acerté con la preparación.


Ingredientes:

- Tupinambos
- Una patata
- Una cebolleta
- Aceite
- Caldo de carne
- Sal
- Pimienta
- Salsa de soja


Ya pelados los tupinambos pesaron unos 500 o 600g, más o menos. La patata normal, ni muy grande ni muy pequeña, es decir... mediana ;)


pelados


Tan fácil como poner un chorretón de aceite de oliva en una cazuela y sofreír un poco la cebolleta troceada. Añadir los tupinambos picados y la patata también picada. Sofreír todo junto unos minutos. Salpimentar y cubrir con el caldo, yo utilice de carne, pero podría ser de ave o de verduras.

Un poco antes de terminar la cocción añado un chorrito de salsa de soja y dejo cocer unos minutos más.


la crema y su nata


Solo falta triturar bien y pasar por un chino o colador. Para terminar un chorrito de nata líquida bien mezclada y lista para servir.


crema de tupinambos


Al servirla, pan y pimiento frito ponen el toque definitivo.


crema de tupinambos


JD, no he probado el suflé pero la crema es para repetirla. Tan solo añadir que “a buen entendedor…”

19 de febrero de 2012

Tarta fácil de manzana

Tarta fácil de manzana


Se que he escrito en más de una ocasión que tengo varios cuadernos donde están escritas y bien guardadas mis joyas gastronómicas, tanto las familiares como las amigas y unas cuantas sin nombre propio. ¿Qué quiero decir con esto? Sencillamente que no sé desde cuando están ahí y lo que es peor, ni siquiera sé como llegaron, pero están.

Como esta sencilla y fácil tarta de manzana que he preparado en muchas ocasiones. Es socorrida, rápida y resultona, aunque lo mejor de ella es que está deliciosa.

Tiene poco secreto y unos ingredientes de andar por casa:

- 4 huevos
- 5 cucharadas de azúcar
- 2 manzanas reinetas
- 1 sobre de levadura


Con estos ingredientes se hace la primera parte. Pelo y pico, más bien trituro las manzanas. Los huevos con el azúcar los bato bien y añado las manzanas y la levadura.

Esta mezcla la vuelco sobre una fuente de horno, o su misma bandeja, que he untado generosamente con mantequilla.


la base


Os diré que aunque no forma parte de mis ingredientes escritos, le he añadido a esta mezcla unas cuantas pasas y unas nueces troceadas.

Más ingredientes:

- 2 manzanas
- 2 cucharadas de azúcar
- Mermelada de naranja o melocotón


Las manzanas las corto en láminas y las mezclo con el azúcar. Las voy colocando sobre la superficie de la crema anterior y lista para el horno, 180º y hasta que esté cocida la manzana.


laminas de manzana


La retiro del horno y cubro toda la superficie con una fina capa de mermelada y otra vez al horno hasta que casi se confunda con las manzanas.


después del horno


Y lista. Tan solo dejar enfriar.


la mermelada


Al no tener una base rígida y quedar tan fina es casi imposible pasarla a un plato “más elegante” para llevarla a la mesa, no importa, nadie dará importancia al recipiente donde llega a la mesa.


Tarta fácil de manzana


Como siempre, espero que os guste.

13 de febrero de 2012

Flor de pasta

Flor de pasta


En mi trabajo cuando un ordenador falla se avisa a uno de los informáticos, esos que se encargan de que “todo” funcione. Entonces llega uno y pregunta ¿Qué has hecho? ¿Dónde has tocado? ¿…? Y claro, enseguida te das cuenta que no son personas, por un momento has olvidado que son superdioses del Olimpo que todo lo saben :(

Lo que tengo claro es que en mi casa nadie ha hecho nada raro en mi ordenata, el solito se ha muerto ¿Del todo? No sé, de momento funciona pero he perdido prácticamente todo, las fotos, los escritos, las anotaciones, en fin, cuando digo todo es todo y lo que ha encontrado tardaré más de lo que me gustaría en comprobar si puedo recuperarlo.

Por suerte tengo un par de escritos de esos que voy apuntando en mi tablet y que me sirve hoy para dejaros este rico bocado, eso sí, ilustrado tan solo, pero más que suficiente, con las fotos que hizo mi hija del plato listo para comer.

Flores de pasta

Una pasta de antojo total en una de las miles de ferias de alimentación donde no soy capaz de salir con el monedero intacto, bueno sí, con el monedero propiamente dicho por supuesto, me refiero al contenido...

Sin duda estoy exagerando porque no recuerdo el precio, pero no era nada caro. Me parecieron curiosas, aunque ya las había visto hacía algún tiempo en un catalogo de ECI, pero no llegué a tiempo, se las habían comido todas. Esta vez, como no las buscaba, fueron ellas las que me encontraron a mí.

En fin, que aquí el relleno no va por fuera, mas bien por dentro.

El relleno en este caso han sido unas vieiras que tenía preparadas para hacer gratinadas pero que en su momento no utilicé y terminaron en mi almacén del frío...

No hay más. Tan sólo preparar una bechamel con:

- Mantequilla y un poco de aceite
- 3 chalotas muy picadas
- Un brick de nata liquida mas leche
- Harina
- Sal, pimienta y nuez moscada
- Queso azul (asturiano)


Poca explicación necesita este proceso. Sofreír la chalota en la mantequilla y el aceite, añadir la harina y dejar que se haga un par de minutos. Ir añadiendo la leche. Cocer y salpimentar. Por ultimo añadir el queso y dejar que se funda al tiempo que se añade la nata. No debe quedar demasiado espesa.

Las flores simplemente cocerlas siguiendo las indicaciones del fabricante, no pasarse ni un minuto. Ya cocidas las retiré con sumo cuidado para evitar roturas y las fui poniendo en la fuente de horno que ya tenía su fondo cubierto con una capa de salsadetomateconverduras.

Para rellenarlas coloqué una vieira en el centro de cada flor. El resto las troceé y junté con el sofrito que tenían (cebolleta y un poco de tomate) y con esto fui rellenando el resto de los huecos, hasta que se acabó el relleno. Parece mentira, pero cabe lo que no esta en los escritos.

Por encima la bechamel, y en el centro una cucharita de mahonesa para dar color, que no dio, pero la intención era buena.

Ahora un hilillo de aceite por toda la superficie y listo, al horno a 190° y a la mesa.


Flor de pasta


Una forma diferente de comer pasta que repetiré con otros rellenos.

Espero que os guste.