26 de julio de 2012

Crema fría de espárragos blancos

chupitos


En mi caso, el verano significa mucho trabajo, bastante cansancio, algo de pereza y una gran parte de vaguería. A esto añadimos mis despistes finales, es decir, las fotos, porque eso sí hacerlas las hago, pero en las últimas, en las que se ve el resultado… No estoy, y la verdad es que no sé dónde me meto, para olvidarme un día sí y otro también de hacer esa photo finish, creo que debo gritar… ¡Hija, vuelve ya!

Sigo cocinando y disfrutando a pesar del calor, francamente, no conozco la pereza dentro de esas cuatro paredes con una puerta y una ventana, entre otros elementos, que forman mi cocina. Es, mi laboratorio particular.

Aunque este platillo no ha necesitado ni una brizna de calor, más bien un rato de frío.

He utilizado:

Una lata de espárragos blancos
Miga de pan
Una manzana (Pink lady)
Aceite
Un chorrito de vinagre
Sal y un soplo de pimienta.


ingredientes


He aquí la compleja elaboración:

Los espárragos troceados, junto con el resto de los ingredientes al triturador, normalmente llamado “batidora”, la que cada uno utilice habitualmente para estos menesteres.

Bien triturado lo he pasado por un colador evitando así las hebras, algo intrínseco a los espárragos.

Rectifico de sal o pimienta si es necesario, dejo enfriar y listo. Ni más ni menos.

Y esto es todo. Fácil ¿Verdad? Y rico, muy rico.

8 de julio de 2012

Un postre

el-resultado-final


Me gusta hacer los postres, siempre que puedo, cuando tengo invitados. Por suerte para mí, mis invitados son siempre familia o amigos, vaya lo normal, creo yo. Lo que quiero decir es que en esta casa no hay ni desayunos, ni comidas de trabajo, faltaría más.

Este es uno de esos postres que no tenía ni idea si sería comestible, de entrada su aspecto era de lo más lucido, faltaba comprobar el resultado en su conjunto, porque por separado todo estaba más que comestible.


bica,-queso


Todo empezó con un trozo de bica que aún quedaba. No era mucho, por lo que no daba para hacer una pequeña tarta y así, añadiendo cosillas, salió este… yo que sé.


Los ingredientes a modo bulto:

Un trozo de bica
Una tarrina de mascarpone
Unas 2 cucharadas de azúcar molido


queso,-azucar que-rica-mezcla


Mezclo azúcar con el mascarpone hasta dejar una crema donde no se note el azúcar. Añado la bica desmenuzada y vuelvo a mezclar, más que mezclar, lo junto hasta que se hagan amigos.


Más ingredientes:

Unas 8 galletas
Mantequilla, suficiente para unir las galletas


Galletas de esas que llevan chocolate por la parte de abajo, como las digestive, bueno, para ser más exactos, digestive. Bien trituradas las mezclo con mantequilla.


galletas,-mantequilla


Y el último ingrediente: un tarrito de lemon curd. En este caso totalmente casero, con limones valencianos, de esos que me trae mi hermana desde Alzira.


Y ya está. Tan sólo preparar el recipiente con un aro de emplatar. El interior lo “forro” en redondo con una tira de papel de horno.


Empiezo a poner capas.

1º En el fondo, una capita de la mezcla de galletas bien apretadita.
2º Una capita de la mezcla de bica con mascarpone.
3º Una capita de lemon curd
4º otra capita de bica con mascarpone
5º otra más de lemon curd
6º y por último, otro poco de galleta, que cubra toda la superficie.


Retiro el aro con cuidado y sujeto el papel con una cuerdecilla para evitar que pierda la forma. Los guardo en la nevera para que se enfríen y no se deshagan al retirar el papel.


molde-de-papel


Por último, antes de servirlos, o un poco antes, un poco de lemon curd a modo de adorno.


detalle


final-feliz


Y ya está.