20 de enero de 2013

Croquetas de crema de marisco ¡Con premio!


Reconozco sentir cierto pudor para compartir ciertas cosas que me alegran tanto que me emocionan, por esta razón no he publicado más de un premio conseguido en concursos de Canal Cocina, pero esta vez no puedo callarme, necesito contarlo y compartirlo.

Ya sabía que mi receta estaba entre las primeras 50 recibidas y que por ello recibiría un lote de productos Aneto, sinceramente, tan contenta. Pensé que ahí terminaba todo, bueno todo no, porque me faltaba recibir ese lote de productos que ya me parecía algo estupendo, pero… un par de días más tarde recibí una llamada de Josep R. de Aneto que me comunicaba que era una de las ganadoras del concurso de recetas de Navidad con Aneto ¡Uf! No daba crédito, pensé que era una broma hasta que me dijo que no, que era muy en serio. Juro que solo me faltó llorar, estaba francamente emocionada, alegre, feliz, en fin, eso, satisfecha y alguna que otra sensación más que no se como explicar…

Por si tenía alguna duda, que ya no la tenía, recibía otro correo de Canal Cocina que decía ¡Enhorabuena! Tu receta ha sido elegida ganadora de nuestro concurso de recetas de Navidad con Aneto.

 

Os dejo el enlace a la página de Canal Cocina ganadores del concurso de Navidad con Aneto, y por supuesto el vídeo de mis croquetas

No es un Óscar de Hollywood, no hay estatuilla, tan solo hay un montón de gracias, por su granito de ayuda para este vídeo, a mi niña, a Espe, a Jesús y a Rubén. Y por supuesto a Aneto y a Canal Cocina. Vale, también  a todos los que se comieron las croquetas.

Espero que os gusten, confieso, y esta vez sin ningún pudor, que estaban de lujo.

16 de enero de 2013

Pastel danés de Navidad (Grossmutters Wunderkuchen)

Pastel danés 

Otra delicia de mi amiga Rosa rosae, y como no podía ser de otro modo, todo un descubrimiento, tanto para ella como para mí.

Hace unos días me llevó un trozo y probé un poquito para comprobar que estaba delicioso.
El resto lo guardé y me lo llevé a casa. Justo al llegar mi “señora hija” estaba a punto de merendar y vaya si merendó, se zampó todo, todo, y encima diciendo “esto estaba buenísimo”… ¿la mato o no la mato? Y claro, decidí no matarla y hacer otro con la receta que esa misma noche me mandó Rosa.

Ella me escribió “Recuerda que yo le eché 300g de cada harina y no los 400 de la receta y me pareció muy bien”, pero yo quería hacerla tal cual, con los ingredientes exactos y así lo hice, sin pensar de antemano la cantidad de bollo que podía salir, mejor dicho, que salió. Por suerte, aunque se conserva estupendamente mucho tiempo, he preferido ir repartiendo y así todos tan contentos.

Bien, la receta, prácticamente igual a como me la envió Rosa.

- 400g de harina de trigo.
- 400g de harina de centeno.
- 1/2 cucharadita de: pimienta, clavos molidos, jengibre en polvo y cardamomo molido.
- canela en polvo: 2 cucharaditas.
- pizca sal. - 400g de azúcar.
- 400g de miel.
- 60g de mantequilla.
- 1 cucharada de levadura en polvo, disuelta en 3 o 4 cucharadas de leche caliente.
- 10 huevos ligeramente batidos.
- 200g pasas lavadas y bien secadas.
- 200g ciruelas secas lavadas, secadas y troceadas.
- 150g de higos secos sin pepitas y troceados.
- 100g pieles de frutas confitadas variadas, bien picadas. 
 100g de almendras crudas sin su piel, cortadas a tiras.

Tamizo las harinas, especias y sal en un cuenco amplio.

frutas

harinas y especias 

 Pongo la mitad del azúcar en un cazo a fuego lento, cuando se hace caramelo muy claro, añado la miel
 que mezclo bien con el azúcar.

  miel y levadura 

Cuando ya está muy líquido, se agrega el resto del azúcar y 2 tercios de la mantequilla (yo puse toda). Dejo templar y es el momento de añadir la levadura disuelta en la leche.

  azúcar, miel y mantequilla 

 Bato los huevos que añado a la mezcla de harinas tamizadas y mezclo sin miedo, enérgicamente.

  mezcla 

 Por último, añado las frutas y las almendras, que ya tengo preparadas, mezclando bien a fondo.

  higos 

 Reparto la mezcla en dos moldes bien engrasados sin llenarlos del todo.

  en el molde 

En el horno, precalentado a 170º, los dejo cocer algo menos de una hora. Los dejé enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlos y los cubrí por encima con una buena capa de azúcar glasé. Quería que “la nieve” acompañara a este rico dulce.

Pastel danés

Dice Rosa que en un recipiente hermético se conservan varios meses, aunque dudo que dure tanto.

Rosa, no te canses de alimentar mi cuaderno de recetas, algún día, alguien, nos lo agradecerá.