29 de septiembre de 2013

¡Viva la tapa española!


salmon-y-fruta


29 de Septiembre "Día mundial de la tapa"

Día Mundial de la Tapa

Me gustaría poder decir que tengo una preferida pero no soy capaz, disfruto comiendo a base de tapas, esa cocina en miniatura que me fascina.

Esta de hoy no es nueva, lleva mucho tiempo en el blog, desde julio de 2008, es tan sugerente y deliciosa que se merece ocupar, por segunda vez, este espacio.

Los ingredientes:

- Salmón ahumado
- Queso tipo cremoso (he utilizado cebreiro)
- Una cucharada de pasas
- Una cucharada de miel
- Piña natural y un poco de azúcar


No pongo cantidades, dependerá un poco de cuanto relleno salga, a mi me gusta que se noten las pasas, salmón poco porque ya se hace la casa con él y la miel dependerá de lo dulce que sea cada uno.
Después de tener las pasas en remojo un par de horas, en agua o algún licor, las escurro y las pico muy menuditas. En un cuenco pongo el queso de cebreiro (un gallego tierno delicioso), una loncha de salmón también muy picadita, las pasas, la miel y lo mezclo todo.


El relleno

El salmón lo corto en tiras que voy rellenando con la mezcla anterior como si fuera un canelón y los reservo en el frigorífico.

El rollito de salmón

Pelo la piña y corto láminas finísimas, si se tiene un cortafiambres sería fantástico, o una mandolina, o simplemente con cuidado y paciencia. Para caramelizar la piña pongo una sartén al fuego con un poco de azúcar, una pizca de vainilla en polvo (optativo) y unas gotas de limoncillo verde (o amarillo) para que el caramelo no cristalice, coloco las láminas de piña y dejo que se vayan caramelizando a fuego muy lento no quiero que se quemen, ya que le daría un cierto sabor amargo al pintxo poco interesante.


Enrollando la piña

En el último momento, para que el salmón no se ablande demasiado ni coja excesivo sabor a su piña, repito con ella lo mismo que hice al principio con el salmón, enrollo y sujeto con una pequeña brocheta, aunque no es imprescindible ya que la piña no es tonta y se queda totalmente abrazada al salmón. Por encima unas gotas de aceite de oliva mezcladas con una pizca de vinagre de Módena, repito “gotas”, ya tiene suficientes sabores.

con-azucar-glas

Otros, los he acompañado con una lluvia de azúcar glas por encima, ni que decir tiene que estos no llevan ni aceite ni vinagre.

¿Cuál está más rica?...

22 de septiembre de 2013

Langostinos con setas y patatas de "casa tere"

La receta de hoy, Langostinos con setas y patatas, no es mía, es prestada, o mejor dicho, copiada literalmente del blog casa tere. Me ha costado decidirme, hay tanto donde elegir que no ha sido tarea fácil.

¿Por qué esto? Sencillo, somos siete amigas amantes de la cocina, y lo somos tanto dentro como fuera de este mundo bloguero. Como si fuera un juego, hemos adquirido un “compromiso” al que hemos bautizado como "La cocina de mis amig@s". Cada una publicara una vez al mes una receta del blog amig@, de este modo volvemos a recordar tantas y tantas recetas que tenemos olvidadas. 

Cuando nos planteamos este pequeño guiño al trabajo en la cocina de cada una, nos pareció divertido, tanto que hoy empezamos este pequeño juego.

Antes que nada pedir perdón por no haber podido visitar muchas de vuestras cocinas pero mis cervicales me han tenido "KAO" unos días con un vértigo que no me dejaba en paz y totalmente dopada. Afortunadamente ya pasó (por el momento) y vuelvo a la carga con este rico plato que espero os guste.

Al igual que el año pasado y teniendo las Navidades a la vuelta de la esquina, empiezo a identificar las recetas que me parecen apropiadas para esos días con este logo tan chulo.

1 kg de langostinos crudos
1 bolsa de 400 o 500 gr de setas variadas congeladas
1 cebolleta grande
1 cebolla pequeña
1 zanahoria pequeña
1/2 puerro
1 diente de ajo
1/2 vasito de brandy
2 vasos de agua
2 cucharadas de postre de Maicena
patatas
  • Pelamos los langostinos reservando todas las cascaras y cabezas.

  • En una cazuela  ponemos la cebolla, la zanahoria, el puerro y el ajo finamente picados y cuando esté bien cocinado incorporar las cascaras y saltear hasta que se pongan rojas.

  • Añadir el brandy y flamearlo.
  • Triturar todo con la batidora de brazo.

  • Poner en un chino la mezcla y colarla apretando contra las paredes para extraer bien todos los jugos de las cabezas.

  • Poner la salsa resultante en un cazo y espesar con la Maicena llevando a ebullición.
  •  En una sartén o tartera baja ponemos la cebolleta cortada en juliana y cuando esté medio pochada incorporamos las setas descongeladas y bien escurridas.
  • Incorporar los langostinos y saltear unos minutos hasta que cojan color.
  • Mezclar con unas patatas fritas cortadas en cuadritos.
  • Presentar salseando el conjunto y sirviendo el resto de la salsa aparte.
 

Deliciosa combinación de sabores con sencillos ingrediente, un plato de los que abren el apetito. 

Próximamente entraré en la cocina de:

la cocina de mar
food morning
cocina y aficiones
la cajita de nieves y elena
viajes y recetas

Hoy me tocaba entrar en casa de mi buena amiga TERE, su casa tere vale mucho pero ella... más ;)


19 de septiembre de 2013

Arroz chistorrero

emplatado


Siempre me ha gustado mezclar ingredientes dispares, y esta vez no podía ser menos, aunque tampoco son tan dispares. Chistorra, carabineros y un rico alioli.

También es verdad que para que todo cuadre y la unión quede bien encajada, hace falta un buen punto de unión; en este caso y para todo arroz que se precie… un buen caldo. Sin duda. Sea de carne, de pescado, de pollo, da igual, pero buen caldo.

Hoy lo he tenido fácil. He utilizado directamente uno de los ricos caldos de Aneto; nunca fallan, a mí por lo menos siempre me dan un buen resultado.

Ingredientes:

- 4 alcachofas
- 50g de guisantes
- ½ chistorra
- 250ml de arroz bomba
- 500ml de caldo para paella Aneto
- 2 carabineros
- 75ml de aceite de oliva virgen extra
- Azafrán
- Sal
- Para acompañar, salsa alioli de ajos negros

En una cazuela pongo a sofreír la chistorra cortada en trozos como de 3 cm. Las retiro y reservo.

la-chistorra

En ese aceite frío las alcachofas cortadas en cuartos hasta que estén doraditas; en ese momento añado los guisantes, unas vueltas bailando juntos y es el turno del arroz. Este que baile lo justo, dos vueltas y a otra cosa mariposa.

dorar-alcachofas guisantes+alcachofas todo-sofrito

Es el momento del caldo, el doble que de arroz, es decir, 500ml o lo que es igual ½ litro.

el-caldo

Ahora el azafrán, que previamente he templado y con unos golpes he convertido en polvo, ¿magia potagia? Para nada, tan solo que así se mezcla mejor con el resto de los ingredientes y le ayudas a que de ese color tan bonito al arroz, un amarillo sereno no un naranja brillante.

Mientras esto va cociendo, limpio los carabineros.

Las colas abiertas a la mitad en canal, pobres, y el estómago fuera. Ya tenemos 4 falsos carabineros, porque en realidad siguen siendo dos que darán el pego aparentando ser lo que no son.

Con las cabezas, sencillo: aceite en una sartén, cabezas y a freír.  Pasar a un colador y aplastar hasta el aburrimiento, que suelten todo el sabor que llevan dentro. Algo más de aceite y perfecto para poner unas gotas por encima.

los-carabineros

Las mitades de los carabineros, a falta de unos cinco minutos, las coloco sobre el arroz y allí se quedarán hasta el final de la cocción y los minutos de reposo.

Tan solo queda servir.  En este caso emplatado con aro. Coronando medio carabinero, y por encima unas gotas de ese aceite rojo intenso maravilloso.

Por último un acompañamiento especial: alioli. Éste lo he preparado con un par de espectaculares ajos  negros. Increíble el sabor que aporta a este arroz.

Y ya está, nada más, fácil, rico, sencillo y bastante asequible para el bolsillo.

Como siempre espero que os guste.

1 de septiembre de 2013

Bonito del norte + leche de coco = croquetas

croquetas-2

No seré yo quien descubra la calidad de cualquiera de los productos de conservas Serrats. Para sus anchoas no tengo palabras, me gustan tanto que me da pena abrir la lata, ¿por qué? Sencillamente porque se acaban en un plis plas. La ventresca, una bendición, su bonito del norte…, en fin, para qué seguir, un buen género lleva a un buen producto.

Fui ganadora del mes de agosto de 2010 de su concurso de recetas con un rico cuscús ¡OMG! Cuánto tiempo ha pasado, y no es que haya ganado otra vez, no, o bueno, sí que he ganado, y con menos esfuerzo, porque me han enviado un regalo que me ha hecho muy feliz: una caja con sus productos. Genial.

Aunque para mí, la  mejor forma de degustar estas conservas, es sin duda la más sencilla: abrir la lata + tenedor + trocito de pan (imprescindible para mojar) = sabor a tope. Sin intermediarios de ningún tipo. Tan solo un vasito con el líquido elegido y a disfrutar.

Claro que, hay platos que mejoran sustancialmente si en su elaboración utilizamos un producto de primera calidad, como éste de hoy, unas sencillas croquetas dignas de la mesa de la mismísima Cleopatra.

Ingredientes:

- 1 lata de leche de coco
- 100ml de nata líquida
- 50g de harina
- 1 puerro
- 1 lata de bonito del norte incluido su aceite
- Sal + nuez moscada + eneldo
- Mantequilla

ingredientes

El puerro bien limpio y bien picado, a la sartén junto con la mantequilla, que se pochen tranquilamente, pero sin quitarles el ojo de encima… que el puerro se quema con facilidad.

Incorporo el aceite de la lata, mezclo y enseguida la harina, unas vueltas y la leche de coco + la nata. Remuevo y dejo cocer a fuego lento pero sin olvidar que sigue en el fuego. También incorporo la sal, la nuez moscada  y el eneldo.

Casi al final, cuando la bechamel está prácticamente en su punto, incorporo el bonito picado, mezclar, un minuto de fuego y lista la pasta de las croquetas. Quiero que el bonito no se deshaga, que se vean los trocitos, que se noten al masticar.

que-bonito

Poco más. Pasar la pasta a un recipiente y dejar enfriar por completo.

la-masa

Dar forma a las croquetas, pasar por huevo batido y abrigo de pan recién rallado con un poco de queso, perejil  y listas.

croquetas-1

Freír, servir y disfrutar. No necesitan un aporte final. Acompañar con una salsa alioli y unas patatas fritas y será plato de domingo en el cielo, sin duda.