29 de junio de 2014

Pepitos de pascua



Han pasado, por lo menos, dos años desde que mi hermana Tere me habló de estos pepitos. Siempre pensé que los únicos pepitos, comestibles, que existían eran los que he comido tantas veces, los pepitos de ternera, pero no, por lo menos hay otros coincidentes con el primer nombre "pepitos" porque el apellido cambia, y bastante: de ternera y de pascua.

Los dos se preparan con pan, los dos llevan relleno y hasta ahí las coincidencias.

El pepito de pascua es típico de semana santa y de la pascua de Alzira, lógico si tenemos en cuenta su nombre y apellido. Su elaboración es sencilla, al igual que sus ingredientes, y con un resultado final delicioso. Además, tiene la ventaja de poder comerse tanto frío como caliente.

Los ingredientes, sin cantidades, tal y como me lo contaron:

- Pimientos asados
- Huevo duro
- Piñones
- Atún en aceite (bonito en escabeche)
- Tomate frito

Con estos ingredientes se prepara el relleno.


He tostado un poco los piñones. Los pimientos picados. El bonito desmigado. Los huevos bien picados. Y el tomate frito ligando a todos ellos.

Los ingredientes restantes:

- Barritas pequeñas de pan
- Leche
- Huevos

He utilizado barritas de pan de leche recién hechas.


He cortado la base con cuidado y he retirado toda la miga que he podido cuidando de no romper la barritas.


Relleno los huecos con la mezcla anterior y vuelvo a tapar con el trozo de corteza que había quitado para poder vaciar las barritas, ajustando bien con las manos.


Paso las barritas por leche, que se empapen bien y dejo que reposen para que queden bien empapadas.


Una sartén al fuego con aceite y mientras se calienta bato bien los huevos por los que voy pasando las barritas, y con el aceite caliente las voy friendo hasta que estén doraditas.


Y ya está, así de sencillo, de fácil y de rico, porque realmente están deliciosos estos pepitos de pascua, y de cualquier época del año.



23 de junio de 2014

remolacha asada en ensalada con torreznos



Me fui al mercado Maravillas buscando una frutería, pensé que la había encontrado, pero no, no compré donde pretendía aunque lo que me llevé era bastante correcto.

Lo cierto es que paseando por el mercado y en otra frutería, que tampoco era, vi unas remolachas frescas francamente bonitas a las que no pude resistirme.


No tenía claro qué hacer con ellas, lo normal era cocerlas, pero recordé que había visto en algún sitio que las asaban. Y eso hice, asarlas.

Horno 160°.

Las remolachas bien limpias y peladas. Cortadas en cuartos, las puse en una fuente de horno y añadí:

- 1/4 de taza de azúcar moreno
- 2 cucharas de vinagre de Módena
- 3 cucharas de aceite
- sal
- y las 3 remolachas

Tan sencillo como dejar que se asen tranquilamente, sin prisa alguna y, dándoles la vuelta de vez en cuando.


Retiro las remolachas aprovechando todo el jugo que queda en la fuente, en cuyo fondo ha quedado gran parte del azúcar caramelizado. Pues bien, hay que recuperar ese azúcar como sea.

Añadí dos cucharas más de vinagre de Módena y con una pala de madera, con paciencia, fui removiendo hasta conseguir una crema negra maravillosa. Incorporé, también, un par de cucharas de aceite. Añadí todo este jugo al ya recogido y lo reservé para aliñar la ensalada.

Corté la remolacha en rodajas y con ellas cubrí el fondo del plato. Encima, unas rodajas de daikon,  aliñar la ensalada, nada mejor que con los jugos del asado y por encima...

¿Qué? Eso es lo que me preguntaba, ¿con qué puedo completar esta ensalada?…  y me acordé de  los ¡torreznos de Soria! Sí, podía parecer un disparate, pero había que arriesgar y probar y después…  opinar, y así lo hice.


Sólo puedo añadir que el contraste ha sido espectacular. La frescura de la remolacha y el daykon han sido dignos compañeros para este crujiente también muy digno de la mejor mesa.


Espero que os guste, a mí me ha gustado el contraste y os animo a probar estos torreznos porque sinceramente son ¡Espectaculares!

Aprovecho esta rica ensalada para dar las gracias Rafael Rincón y a Samuel Moreno  de  Embutidos Moreno Saez, Soria, por conseguir con su invitación que el día 10 de Junio disfrutáramos de un día perfecto. Sin duda un día para el recuerdo para todo el grupo que como alguien dijo estaba lleno de “calidad humana”.

Si queréis saber más de nuestro viaje... la visita

18 de junio de 2014

Crema catalana - Las mejores recetas de mi madre de Joan Roca


Que rica elección para este mes ha hecho carmen de yerbabuenaenlacocina, y menuda suerte la de Kuki cocinapretaporter, empezar esta andadura con tan suculento dulce, porque si, tenemos un nuevo "socio" en este bonito proyecto.


Crema catalana, o crema de san José, una delicia digna de san José y de cualquier mesa que se precie.

Los ingredientes:

- 200 de azúcar
- 8 yemas de huevo
- 40g de almidón de maíz
- 1 litro de leche entera de vaca
- 1 rama de canela
- La piel de 1 limón

He respetado la receta del libro "Las-mejores-recetas-de-mi-madre" y también la forma de prepararla.

En un recipiente al fuego pongo la leche junto con  la canela y la piel del limón, solo la parte amarilla. Cuando empieza a hervir apago y dejo que infusione.

Aparte y en un cuenco mezclo las yemas, el azúcar y el almidón de maíz.

Pongo otra vez el cazo en el fuego  y voy añadiendo poco a poco la mezcla del cuenco, sin dejar de remover y con el fuego al mínimo para que no se pegue.

En cuanto espesa la retiro del fuego y la paso por un colador para evitar los grumos, si los hubiera, y también la canela y el limón,


Ya solo queda repartirla en cuencos, cubrir la superficie con azúcar y quemarla con quemador, con soplete o en el gratinador del horno unos minutos.


Antes de echar el azúcar, yo siempre dejo que se enfríe la superficie, de este modo se forma una película que ayuda, al poner el azúcar,  que esta se hunda y se humedezca, lo que hace más fácil quemarla.

He utilizado una poca para rellenar unos pastelillos que después de rellenar con un poco de la crema  he cubierto con merengue suizo. Merengue que he quemado un poco para que quedaran más bonitos,  y no se si más ricos, pero buenos estaban un rato.



Estoy deseando ver las de mis amigos y compañeros de reto ¿Qué nos deparará el mes de Julio?

15 de junio de 2014

Brocheta de cerdo con coco "Camboya - cocinas del mundo"


Bueno, bueno, bueno, como pasa el tiempo, porque aquí estamos un mes más, de viaje, espero que otra vez con un montón de amig@s.

Este mes de Junio nos toca ir a Camboya, un país ubicado al sur de la península Indochina, en el Sudeste Asiático. Su capital: Nom Pen.

Y… ¿quién podía elegir un país  lleno de verduras y especias? pues sí,  no podía ser otra persona, Concha, la dueña de cocinayaficiones.

La gastronomía camboyana o jemer tiene una fuerte influencia de las costumbres alimenticias chinas e indias.

Sinceramente creo que es complicado hacer un resumen de un país que ha pasado por tantos problemas: invasiones, genocidios, etc.

Por suerte, en los últimos diez años, Camboya ha experimentado un gran crecimiento económico gracias a sectores como el textil, la agricultura o el turismo. A esto hay que sumar que las aguas territoriales de Camboya guardan importantes yacimientos de petróleo y gas natural que permanecen en su mayoría sin explotar por las disputas territoriales con sus vecinos tailandeses.

Me ha costado mucho encontrar un plato que no fuera una sopa, un dulce, un pescado, en fin, que blanco y en botella… carne. Espero que si esto lo lee algún camboyano sepa perdonar los errores que puedan existir en la elaboración, pero sigo siendo una enamorada de los adobos y de las brochetas, y si llevan coco entonces lo más de lo más.

Los ingredientes: 

- 1 hierba de limón, picado
- 1 cebolla grande
- 3 dientes de ajo rallado
- Cúrcuma
- 90ml de agua
- 25g de coco rallado
- 1 cucharada de azúcar moreno
- 450g de solomillo de cerdo

Pico la hierba de limón, la cebolla, el ajo, la cúrcuma y el agua en un procesador de alimentos, bien picado.

Añado el coco, el azúcar y la sal y doy unas vuelta para que se mezcle todo bien.


Ahora incorporo la carne de cerdo, en este caso solomillo, picado en rodajas. Con las manos embadurno todo bien, que toda la carne quede bien pringada.

Bien tapado con film transparente, dejo reposar como mínimo una hora.

Se supone que hay que precalentar la parrilla, como no tengo, utilizo una que coloco sobre mi placa eléctrica.

Inserto la carne en las brochetas. Espero a que la parrilla esté bien caliente y las coloco sobre ella.


He ido dando vueltas a las brochetas hasta que me ha parecido que estaban en su punto. Para mí, deben estar hechas por dentro, sin pasarse, pero no crudas. No me gusta la carne de cerdo poco hecha.

Las he acompañado con una salsa de leche de coco, mango, jengibre fresco, chile rojo fresco y una cucharita de cúrcuma.


No pongo cantidades porque la hice a ojo de buen cubero, es de eso que vas poniendo… pruebas… añades… vuelves a probar… y de pronto ¡me gusta! Y ya está.

Y por supuesto arroz.


Espero que os guste.


Toca la "D" esta vez con Elena y Nieves en  lacajitadenieveselena




5 de junio de 2014

Si Galicia me dice ven...



Y eso es exactamente lo que ocurrió hace unos días. Desde el mismo momento en que recibí la invitación para asistir en la Casa de Galicia Madrid a la presentación de los nuevos espirituosos  D' Vizhoja y la añada 2013 de los tres vinos de la bodega de la familia Peláez.


En el evento intervinieron: el delegado de la Xunta: Joxe Ramón Ónega y Jorge Peláez, propietario de la empresa.


La encargada de dar a conocer los nuevos productos fue Paula Vázquez, imagen de la empresa desde el año 2005.


Tuvimos la ocasión de probar tres de los vinos de la bodega de esa nueva añada del 2013:
Marques D'Vizhoja, el clásico vino de autor de la Bodega, Torre la Moreira su monovarietal albariño D.O. Rías Baixas y Señor da Folla Verde, un exclusivo plurivarietal Condado do Tea D.O. Rías Baixas.


No soy una experta en casi nada y en vinos no iba a ser menos, pero a mí me gustó en especial el albariño.

D`vizhoja una nueva apuesta licorera de Bodegas: Marqués de Vizhoja, crema de licor, licor café, aguardiente de orujo, licor de hierbas, brandy, anís seco, ron dominicano añejo y whisky escocés, no sólo en botellas, también en monodosis para aromatizar el café y las infusiones. Me encanta, es cómodo, higiénico y rico.


Además, una degustación y coctelería a cargo de Leal Maese. Espléndida,  perfectamente presentada y elaborada, y lo que es de agradecer, nada escasa.


Una mañana deliciosa compartida con  amig@s, algunos nuevos como Rosa Figueroa. ¡Qué placer que siga habiendo personas tan amables y serviciales! Rosa, me encantó conocerte, paisana.


Y siempre, siempre, siempre, si Galicia me dice ven...

2 de junio de 2014

Un ruso de cordero y pollo


Otra de mis muchas perogrulladas por no desperdiciar un generoso trozo de pierna de cordero asada y mucho menos tirarla. Lo siento, pero no puedo con el cordero recalentado.

Esta vez con ayuda de unas pechugas de pollo y algunas cosillas más ha quedado un plato de lo más aparente.

He preparado un sofrito con:

- 1 cebolla pequeña
- 1 chalota
- 6 champiñones portobello
- Un diente de ajo.


Troceo las pechugas de pollo y el cordero.


Añado a las carnes el sofrito y una cucharita de cúrcuma + dos huevos enteros + un chorrito de salsa perrins. Pico todo junto y formo los filetes o hamburguesas.

Doro los filetes en un poco  aceite  y listos para que esperen su salsa en una cazuela.

Ahora preparo la salsa con:

- 4 cebollas picadas en juliana muy fina
- 2 dientes de ajo
- 1 cucharita de jengibre
- 1/2 cucharita de chile picado
- Sal
- Aceite
- 1 bote de leche de coco
- caldo casero




Cuando las cebollas están prácticamente caramelizadas, añado la leche de coco y caldo casero. Dejo que cueza todo junto a fuego lento.


Vuelco la salsa sobre los filetes y dejo cocer moviendo la cazuela para que no se pegue y no se rompa la carne. No más de diez minutos.


Los acompaño con un poco de arroz basmati frito.

Y... tan rico.